Apoderados y clases presenciales: Se puede denunciar si los colegios están cerrados

El retorno a clases presenciales de manera flexible, voluntaria y gradual ha sido uno de los llamados que ha realizado el Ministerio de Educación en el país, considerando todas las medidas sanitarias en los establecimientos educaciones para evitar contagios de Covid-19.

Sin embargo, hay ciertos municipios que son sostenedores de los establecimientos educacionales y que han tomado la decisión de no regresar a clases presenciales, continuando con la educación remota, algo que no ha dejado conforme a todos los apoderados, ya que han llegado algunos mensajes con molestia de los padres que por diversos motivos (conectividad, no obtener los resultados esperados, laborales, entre otros) desean mandar a sus hijos a clases presenciales pero que no tienen la posibilidad de decidir.

El Superintendente Educación, Cristian O’Ryan, conversó con Mi Radio sobre esta situación y dijo que “en octubre del año pasado el Mineduc comenzó a impulsar el retorno a clases presenciales, el año pasado vimos que un puñado de establecimientos logró abrir las aulas para retorno de algunos alumnos y este año la tónica que establecieron las autoridades es que enviaran un plan que debía ser mixto, tenía que tener componente de presencialidad y en el caso de cuarentena se puede hacer de forma remota y si el aforo no se permitiera, hacer una doble jornada. Y la voluntariedad recaía en las familias, lamentablemente hemos visto sostenedores que no le han dado esta oportunidad a las familias para que lleven a sus hijos a las salas de clases”.

Explicó que el problema se genera para los estudiantes, aumentando la brecha educacional, “esto es un tema muy preocupante y hay algunos sostenedores que no han estado a la altura, si bien ellos dicen que han priorizado la salud de la población, que es válido, aquí hay un tema que estamos atentando contra el futuro de niños jóvenes”.

Por esta razón, la Superintendencia de Educación tiene un programa de fiscalización, para saber si los establecimientos están abiertos y de ser así, cumpliendo con las medidas sanitarias, “por otro lado tenemos el área de denuncia, que hemos estado recibiendo denuncias de distintos apoderados que llevan a sus hijos al colegio y se encuentran con este cerrado”.

De esta forma, en el país se han hecho 59 denuncias, “son poquitas, pero los padres muchas veces no saben que pueden ejercer este derecho”, indicó la autoridad. En el caso de la Región de Coquimbo, hasta la fecha solo se han registrado 4 denuncias por esta situación.

“Nosotros buscamos el bien mayor, que el colegio abra, cuando se realizan denuncias, hay solicitud de antecedentes al sostenedor y nosotros instamos a que el establecimiento abra, si se niega, nosotros cursamos un  proceso sancionatorio que puede terminar en dinero”, indicó O’Ryan.

Para realizar las denuncias, el superintendente de educación explicó que “nosotros tenemos oficinas en todas las capitales regionales, pero es más expedito hacerlo por la pagina web, ahí hay una temática que tiene que ver con vulneración de estudiantes en tiempos de pandemia y hay un subtítulo que dice mi colegio está cerrado (…) supereduc.cl, hay un banner que dice atención ciudadana y al pinchar puedes hacer las denuncias y es fácil hacerlo, la idea es que todos nos pongamos del lado de los niños y los aprendizajes”.

O’Ryan agregó que “hoy no hay muchas excusas para que los municipios no abran los colegios y hay instancias para que los padres y niños ejerzan sus derechos”.